Grandform lanza nueva generación de cabinas de ducha

Fiel a su vocación de ofrecer soluciones prácticas para el cuarto de baño que invitan al descanso y la relajación, Grandform ha creado una gama de cabinas de ducha con los precios más ajustados del mercado entre las que destaca la nueva generación KINEPRIME 2.

Con nueve medidas distintas en formato cuadrado (de 70, 80 y 90 cm), redondo (de 80 y 90 cm), rectangular (80 x 100 cm) y empotrable (80 y 100 x 80 cm, y de 90 x 90 cm) las nuevas KINEPRIME 2 de Grandform, marca del fabricante francés SFA Group, se montan en tan solo 30 minutos y sin necesidad de utilizar silicona. Esta rapidez de montaje supone una ventaja incomparable tanto para el instalador como para el usuario y la convierten en una solución ideal en obra nueva y en rehabilitaciones. Gracias a un sistema único de montaje, la cabina puede estar instalada en cuatro sencillos pasos: colocación del plato de ducha , anclaje de los paneles de fondo , anclaje y ajuste de las puertas y, por último, fijación de la cabina a la pared .

Las nuevas KINEPRIME 2 de Grandform integran un plato de ducha de tan solo 14,8 cm de altura, así como cristales fijos de 4 mm y de 5 mm para las puertas, en ambos casos transparentes y securizados. Las puertas, con rodamientos desmontables para facilitar la limpieza, son de dos hojas y de corredera, excepto en los modelos empotrables que emplean una única puerta pivotante. Esta versión empotrable se instala entre tres paredes y resulta ideal para espacios reducidos como caravanas, bungalows, etc.

Los paneles de fondo, reforzados con perfiles de aluminio blanco, llevan estanterías termoformadas para una mayor higiene y comodidad para el usuario. Asimismo, Grandform ha dotado a las nuevas cabinas KINEPRIME 2 con una ducha de mano multijet sobre barra con flexo cromado, así como con una grifería monomando mecánica que puede ubicarse según las necesidades y gustos del usuario.