Algunos consejos para que el agua caliente cueste menos

Madrid, 21 de enero de 2015- ¿Cómo calentar el agua en el hogar a un coste menor? ¿Pagas mucho por la producción de agua caliente sanitaria? ¿Quieres reducir su factura? ¿Te preocupa el cuidado del medio ambiente y las consecuencias del cambio climático?  ¿Quieres contribuir a la reducción de emisiones de CO2? Si has contestado afirmativamente a algunas de las anteriores preguntas te recomendamos que sigas alguno de los siguientes consejos que Groupe Atlantic, empresa francesa especialista en confort térmico, sugiere.

1. Sigue estos consejos sencillos y eficaces.

–              Ahorrar en la factura del agua es posible. En primer lugar, para evitar la pérdida de agua que supone el alcanzar la temperatura adecuada, puedes optar por grifos tipo monomando o termostáticos. También puede ser muy útil reemplazar la grifería antigua por modelos más eficientes, que permitan fácilmente regular el caudal de agua e impidan su desperdicio.

–              Si dispones de un termo eléctrico es importante tener en cuenta su ubicación. ¿Dónde está instalado tu termo? Si se encuentra en una estancia sin calefacción (garaje, sótano), puede que las pérdidas de calor sean mayores. Para minimizar esta pérdida, puede ser útil colocar un sistema de protección a su alrededor con el objetivo de aislarlo del frío, asegurando de que dejas espacio suficiente para el caso de que tengas que reparar alguna avería. En esta misma línea, otra buena medida puede ser aislar las tuberías.

Instalando un termo eléctrico de nueva generación podrás realizar ahorros importantes:

–              Elige un termo adaptado a tus necesidades. No elijas un aparato de demasiada capacidad: calentarás el agua para nada. Escoge un termo vertical mejor que uno horizontal porque se dispone de más agua caliente con el primero que con el segundo.

–              La cal actúa como un aislante sobre la resistencia; de esta forma, cuando se acumula cal en ella el termo tiene que consumir más energía para calentar la misma cantidad de agua. Eliminar regularmente la cal o al menos controlar su estado es una buena medida. También es importante que tengas en cuenta la calidad del agua de la zona en la que vives a la hora de elegir tu termo. Un termo con resistencia cerámica tipo Premium Ceramics es la mejor elección si vives en una zona con altos niveles de cal en el agua.

2. Escoge un termo termodinámico: Con un termo termodinámico ahorrarás hasta un 80% de energía.

Otra alternativa es instalar un producto que utilice como fuente energía una energía renovable por ejemplo la aerotermia. La aerotermia utiliza la energía contenida en el aire, lo que la convierte en una fuente de energía gratuita. Con la instalación de una bomba de calor Aéromax Premium para la producción de agua caliente sanitaria, se reduce considerablemente el importe de la factura eléctrica. La bomba de calor para ACS es capaz de ahorrar hasta el 80% de la energía requerida por la instalación ya que por cada kW consumido multiplica hasta por 5 su poder calorífico. Por ello, se reduce de forma muy elevada el importe de la factura eléctrica, obteniendo el máximo ahorro y el mayor confort térmico.

En sólo cuatro años el termo termodinámico o la bomba de calor para producción de agua caliente sanitaria está reemplazando cada vez en mayor medida al termo tradicional, prueba de la elevada eficiencia de estos equipos.

Otra opción que permite el ahorro de energía es su capacidad de regular su temperatura para evitar consumos innecesarios.

Sigue estos trucos que Groupe Atlantic te ofrece para reducir el gasto energético de tu vivienda y tu factura a final de mes además de contribuir a la sostenibilidad de nuestro planeta.