CONAIF celebra el Día Mundial de la Fontanería con una jornada en la que se habló de formación, ahorro de agua y productos eficientes para fontaneros

CONAIF celebró el 10 de marzo en Madrid una jornada técnica con motivo del Día Mundial de la Fontanería a la que asistieron fontaneros de varias provincias españolas y representantes de la industria del baño y el saneamiento en general. Ellos tuvieron todo el protagonismo en este evento en el que se habló de formación, eficiencia en la utilización de los recursos, buenas prácticas en el trabajo y de innovaciones que facilitan la labor y mejoran la satisfacción de los usuarios finales.

CONAIF contribuyó de este modo a las celebraciones del Día Mundial de la Fontanería – World Plumbing Day -, que tiene lugar cada año el 11 de marzo organizado por el World Plumbing Council, organismo internacional de profesionales de la fontanería y el saneamiento al que CONAIF representa en España.

El objetivo de este Día de celebración es, tal y como apuntó el presentador de la jornada y miembro de la Comisión de Agua de CONAIF, Ángel Hernando, “poner en valor la fontanería y destacar el papel fundamental que desempeña hoy en día en la protección de la salud pública, el cuidado del medio ambiente y también del planeta”. Pero no sólo eso. Para CONAIF es, además, un Día en el que se pone más luz aún a una reivindicación que se mantiene activa los 365 días del año: la de recuperar un único carné profesional de ámbito nacional que reconozca la competencia de los fontaneros para trabajar en cualquier punto de España y contribuya a mejorar la situación actual de la profesión, azotada por la economía sumergida y altísimos índices de intrusismo profesional.

Materiales plásticos

Mónica de la Cruz, en representación de ANAIP-AseTUB, se refirió a los materiales plásticos para sistemas de conducción de aguas en edificios y a las Normas que les son de aplicación. Dijo que la industria de tuberías plásticas a la que representa ha apostado por la calidad confiando en AENOR para la evaluación y certificación de sus productos. No en vano, ANAIP-AseTUB forma parte junto a CONAIF y otras organizaciones más del Comité Técnico de Certificación 001 “Plásticos”.

Entre las ventajas de las tuberías plásticas para las instalaciones de fontanería citó la ausencia de corrosión, el bajo coeficiente de rugosidad, la versatilidad y su facilidad de instalación. También la escasa sonoridad al haberse desarrollado sistemas de evacuación insonorizados.

En cuanto a los materiales plásticos disponibles, (PVC, Polipropileno, PE-X, multicapa…) habló de una gran variedad dependiendo de las aplicaciones: climatización radiante, geotermia, instalaciones receptoras de gas, instalaciones contraincendios, “District Heating&Cooling”, reutilización de agua, etc.

Proyecto europeo AquaVET

Luis María Franco y Sara Sanz, representantes de CONAIF en AquaVET, explicaron cuál es el objetivo principal de este proyecto europeo en el que CONAIF trabaja junto a otras cinco organizaciones de Grecia (2), Holanda y Reino Unido (2) para desarrollar un curso de formación profesional dirigido a los fontaneros europeos sobre tecnologías eficientes de agua.

El objetivo es doble, según apuntaron ambos en sus respectivas intervenciones: por un lado, mejorar el conocimiento y las competencias en tecnologías eficientes del agua entre estos profesionales dentro de la U.E., mediante el desarrollo de un plan de estudios y material formativo relacionados con estas tecnologías, así como la elaboración de herramientas formativas para los centros de formación. Y por otro lado, desarrollar un plan de estudios que adecúe y actualice la formación de los instaladores de agua a los avances en dichas tecnologías.

Lo que se pretende en última instancia es que cualquier fontanero, con independencia del país del que proceda, disponga de un programa de formación sobre tecnologías eficientes de agua, común para toda la Unión Europea, que dé respuesta a sus necesidades de movilidad en Europa.

Eficiencia con aguas grises y pluviales

Albert Soriano, jefe de estudios de la Escola Gremial de Barcelona (GremiBCN de Instaladores) dijo que en la actualidad no tenemos conciencia de ahorro del agua, entre otras razones porque su coste es muy asequible, pero atisbó un horizonte diferente en el que, debido a factores como el cambio climático, será un bien preciado con un coste muy superior al actual.

Por ello hay que buscar – dijo – alternativas con el objetivo de hacer que los recursos de los que disponemos sean sostenibles, actuando tanto en la reutilización de aguas grises como en el aprovechamiento de las aguas pluviales para utilizarlas, por ejemplo, en tareas como la recarga de cisternas de WC, el riego o el lavado de vehículos.

En ambos casos no existe legislación específica en España que regule su uso, ni pronunciamiento oficial al respecto del Ministerio de Sanidad, ni tampoco mención específica en el Código Técnico de la Edificación. Sí existen, en cambio, ordenanzas municipales que a nivel local establecen medidas concretas en las citadas áreas para los edificios residenciales.

Según Albert Soriano, reutilizando las aguas grises o aprovechando las aguas de lluvia a nivel doméstico se podría ahorrar hasta el 40% del agua de consumo en una vivienda.

El silencio de la arquitectura

Ángel Rodríguez y Leyre Vega presentaron dBlue de Jimten, un sistema insonorizado para la evacuación de aguas residuales. Está diseñado para la instalación de acuerdo a la Norma EN 12056 y es ideal – según dijeron los ponentes – para instalaciones en edificios residenciales o comerciales como hoteles, edificios de pisos u hospitales.

El sistema, que incluye tubería de tres capas, abrazaderas y accesorios, reduce el ruido tanto aéreo como estructural. Está diseñado para el transporte de aguas residuales ácidas con pH desde 2 hasta 12.

Presión de agua perfecta

Julián Trascasa, de Grundfos, dedicó su ponencia a explicar cómo se han ido transfiriendo los avances tecnológicos en sistemas de presión del mercado industrial al doméstico, y los beneficios que el usuario final y los instaladores obtienen.

Centrándose en la parte doméstica del mercado, destacó cómo la regulación de la presión de agua es fundamental para que el usuario quede satisfecho.

Mencionó los principales aspectos que el instalador valora en los grupos de presión: Facilidad de selección e instalación, presión constante, fiabilidad y flexibilidad que permita la adaptación tanto a exterior como a interior.

El usuario final, por su parte, requiere que sean fáciles de seleccionar (con precios domésticos y bajo consumo) y de instalar (en poco espacio y trabajando siempre – succión y carga), que mantengan la presión constante porque aporta confort y sean fiables.

Grundfos – señaló Julián Trascasa – trata de atender unas y otras necesidades, tanto las del instalador como las del usuario, que son bastante similares. Y se preocupa también por la eficiencia de sus equipos que implica ahorros en consumo, algo igualmente valorado por el usuario.

Apuntó que las bombas con variación de frecuencia para todo tipo de consumo son una realidad en el mercado doméstico. Y citó como compendio de todo lo señalado a Scala2, la bomba compacta de Grundfos que ofrece una presión perfecta del agua en todos los grifos y en todo momento.

Sistemas de descentralización

Sergio García se refirió a las soluciones Uponor para optimizar el rendimiento de las instalaciones centralizadas de calefacción/refrigeración y a.c.s.

Uponor Port es una nueva gama de soluciones para calefacción/refrigeración de alta eficiencia energética, producción higiénica de a.c.s., medición eficiente de energía y confort de una caldera individual.

Las ponencias de la jornada están alojadas en la web de CONAIF: http://bit.ly/2m4CS7p