Descubre los entresijos de la fabricación de las bombas de calor en la fábrica de Groupe Atlantic de Merville

A raíz de la evolución de las reglamentaciones, los fabricantes de soluciones de confort térmico deben innovar constantemente con el fin de proponer productos conforme a las normas y a la vanguardia de la tecnología. Para comprender mejor su funcionamiento, Groupe Atlantic abre las puertas de su fábrica de Merville (Norte de Francia). 

En Merville (Nord-Pas-de-Calais) es el lugar donde Groupe Atlantic fabrica las bombas de calor y las soluciones híbridas. Más de 300 personas trabajan en esta fábrica inaugurada en 2005. Atención al cliente, atención posventa, servicios administrativos y financieros, servicio de compra, producción… sin olvidar el servicio I+D compuesto por 36 ingenieros y técnicos. Además, es un ejemplo de una de las particularidades del grupo: cada una de sus 9 fábricas francesas posee su propio departamento de Investigación y Desarrollo. Una condición indispensable para poder innovar de manera rápida y permanente en función de la demanda y de las reglamentaciones.

Una fábrica innovadora y reactiva que se adapta a la demanda
En una superficie cubierta de 20.000 m², el emplazamiento de Merville está compuesto por 3 talleres principales: chapistería, soldadura y montaje. Además, ante el crecimiento del mercado de bombas de calor, Bruno Couture, director de la fábrica, prevé “la creación de una segunda línea dedicada a ello lo antes posible y de una tercera de aquí a final de año”.

Se han creado Grupos Autónomos de Progreso para implicar por adelantado al personal en el proceso de producción.
Su capacidad de producción es igualmente posible por la implicación cotidiana de los trabajadores en la mejora continua de su organización de trabajo a través, sobre todo, de los Grupos Autónomos de Progreso (GAP). Reuniones regulares permiten a todos proponer nuevas ideas destinadas a mejorar a la vez sus condiciones de trabajo y su productividad. Aquí todos se implican: los operadores toman parte en la concepción de la cadena de fabricación y realizan ellos mismos las mejoras de su puesto de trabajo.

La fábrica de Merville cuenta con continuar creciendo: se han invertido 22 millones de euros en los últimos 5 años para modernizar las herramientas de producción y crear nuevas gamas de productos. Y, como consecuencia, más de 50.000 productos, principalmente bombas de calor, salen de Merville cada año.