HONEYWELL PRESENTA HF500, SU GAMA DE DETECTORES DE GAS PARA APLICACIONES RESIDENCIALES

La gama HF500 está diseñada con el fin de proporcionar una solución completa para la detección de gas licuado del petróleo (GLP) y Gas Natural/ Metano.

Estos detectores están optimizados para su uso a cargo de profesionales que se ocupan de la detección de fugas de gases inflamables.  Son ideales para su uso en viviendas privadas o sociales, así como para otras formas de atención residencial.

El gas natural y el GLP (gas licuado del petróleo, también conocido como gas embotellado) se cuentan entre las formas de energía más seguras que existen, pero también entrañan peligros importantes en las viviendas así como en los parkings vacacionales con caravanas fijas debido al riesgo de fugas.

Las fugas de gas pueden tener efectos devastadores; una vez que el gas se haya acumulado sin que nadie lo detecte, las operaciones sencillas como encender un interruptor de la luz pueden proporcionar una fuente de ignición, con lo que se podría desencadenar una explosión.

Esto hace que la detección de fugas de gas inflamable sea una cuestión que preocupa a todos los profesionales de la vivienda, los profesionales de la atención residencial, etc.

HF500 ofrece una alta fiabilidad, ya que estos detectores están homologados según normativa.  Funcionan mediante una tecnología de sensores catalíticos vanguardista y están diseñados contra manipulaciones: cableados para tranquilidad del usuario.  Son muy fáciles de utilizar.  Sus testigos LED indican el estado de manera clara: alimentación, alarma, fallo.  Además avisan mediante una potente alarma de 85 decibélios y disponen de botón para realizar pruebas y para silenciar la alarma.

La vida útil del producto es de 5 años, con una garantía de 2 años.  Se conecta directamente con una válvula de solenoide.  De fácil instalación, dispone de terminal de cableado de fácil acceso, y la alarma se puede sustituir sin volver a montar el cableado.  Se adapta a las cajas de instalación eléctrica estándar.

HF500 es una solución completa, ya que se puede conectar directamente a una válvula de solenoide, a un panel de control o a un sistema de alarma.  Honeywell ofrece una amplia gama de válvulas de solenoide adecuadas para esta aplicación.  Por último, HF500, es ideal tanto para su uso en viviendas privadas o sociales, así como viviendas familiares.

Y además otros productos de alta calidad que ofrece Honeywell para la detección de gases son:

–       H450EN, Detector Autónomo de Monóxido de Carbono, CO.

–       EZSENSE, Detector de gas portátil, para fugas de gases inflamables, detecta fugas de Gas Natural, Butano, Propano, LPG y LNG.

Para más información contacte con Honeywell en el 91 313 62 72 ó visite www.honeywell.es/home