Los empleados de Hansgrohe SE donan dinero para apoyar un proyecto de ayuda en Ruanda

Se trata de una iniciativa impulsada por la asociación alemana Kinder brauchen Frieden e. V. para aportar productos y dinero para la construcción de nuevas instalaciones sanitarias en la aldea infantil de Kigali

 Barcelona, diciembre de 2014. Con el objetivo de aportar su granito de arena en proyectos humanitarios, los empleados de Hansgrohe, el fabricante de duchas y grifería con sede en Schiltach, han participado en una campaña de ayuda donando 50.000 euros a la iniciativa impulsada por la asociación alemana Kinder brauchen Frieden. A esta aportación económica de sus empleados, Hansgrohe sumó además la donación de una partida de sus productos. La asociación benéfica ha destinado el importe y los productos donados a la construcción de unas nuevas instalaciones sanitarias para la escuela de primaria de la aldea infantil Village de la Paix en Kigali.

 

«La voluntad solidaria y altruista de los trabajadores y trabajadoras de Hansgrohe de colaborar con sus donaciones en proyectos de ayuda y socorro en caso de desastre en los países más pobres del mundo es sencillamente admirable. Asimismo, con la grifería podemos beneficiar de forma directa, sin necesidad de trámites burocráticos», destacó Stefan Krischak, presidente del Comité de Empresa de Hansgrohe, quien se mostró especialmente satisfecho con las cantidades recaudadas por el especialista en baños en el transcurso de varias campañas de donación realizadas.

 

Conjuntamente con Thomas Egenter, director de recursos humanos de Hansgrohe SE, extendió un cheque por valor de 45 millones de RWF (francos ruandeses) a nombre de la asociación Kinder brauchen Frieden que fue entregado in situ el pasado mes de octubre por Drikus Willemse, responsable de desarrollo de mercado de Hansgrohe en Sudáfrica.

Proyecto de aldea infantil para los huérfanos de guerra y el sida

Ya en 1996, dos años después de la guerra civil de Ruanda, la asociación alemana Kinder brauchen Frieden concibió la idea de construir una aldea infantil con el propósito de dar un futuro mejor a los huérfanos de la guerra y el sida de la región. Con la ayuda de la fundación Wirtschaft hilft Hungernden, esta propuesta humanitaria consiguió salir adelante y en el año 2000 se fundó en Kigali la aldea infantil Village de la Paix con capacidad para 100 niños y niñas. Los menores acogidos en la aldea reciben asistencia médica, comida y ropa, así como educación y formación profesional que les prepara para llevar una vida digna e independiente.

Ahora la escuela primaria de la aldea infantil ha sido ampliada. El compromiso y la dedicación de Hansgrohe SE, así como la voluntad altruista de los empleados de la empresa, han hecho posible la construcción de unas nuevas instalaciones sanitarias independientes dentro del recinto escolar, equipadas con grifería de la línea Logis de Hansgrohe en los lavabos.  Los grifos simples de la gama cumplen con los requisitos específicos que exige el abastecimiento de agua local en cuanto a la presión y calidad del agua.

 

Al hacer entrega del cheque en nombre de la dirección de Hansgrohe y sus empleados, Drikus Willemse insistió en la importancia de estos proyectos de ayuda para la aldea infantil de Kigali. «Dar a los niños un nuevo futuro es hacer posible un nuevo futuro para el país. Esto es lo que para nosotros significa compromiso sostenible y, por lo tanto, como empresa que asume muy seriamente su responsabilidad con la sociedad, nos sentimos muy afortunados de poder participar en este proyecto» subrayó el responsable de desarrollo de mercado  de Hansgrohe en Sudáfrica. «Además, con nuestros productos y nuestra experiencia en todo lo relacionado con el agua, nuestra aportación contribuye a mejorar del nivel de vida de los alumnos a largo plazo