Santiago Zapata recibe el premio Manuel Laguna de CONAIF 2016

Santiago Zapata Seoane, miembro de la Asociación de Empresas Instaladoras de La Coruña (AGASCA) y ponente de la Comisión Económica de CONAIF, ha recibido el premio Manuel Laguna 2016 en reconocimiento a una meritoria y extensa trayectoria de dedicación a CONAIF que se inició hace casi 40 años, en el mismo momento de la fundación de esta organización empresarial.

Gallego, de La Coruña, fue uno de los firmantes del acta fundacional de CONAIF, el 17 de noviembre de 1979 en Zaragoza, representando junto al presidente de AGASCA de la época, Juan Iglesias Pérez, a los instaladores coruñeses.

Es, por lo tanto, un miembro histórico de CONAIF que ha tenido diferentes responsabilidades y ha desempeñado diversos cargos en esta Confederación Nacional, relacionados principalmente con el área económica, a cuya Comisión ha estado siempre vinculado.

Actualmente está involucrado, asimismo, en la gestión y dirección de otras organizaciones relacionadas con CONAIF. Es miembro del Consejo de Administración de la sociedad CONAIF-SEDIGAS Certificación, S.L., dedicada a la certificación de instaladores de gas y RITE, y ejerce el cargo de secretario de la Federación Gallega de Asociaciones de Empresas Instaladoras (FEGAFON), de la que AGASCA forma parte.

Licenciado en Ciencias Económicas por la Universidad Autónoma de Madrid, también es titulado y ejerce como auditor de cuentas, gestor administrativo y administrador concursal, entre otras profesiones, y destaca como empresario en diferentes sectores de actividad.

En 1.999, en Barcelona, fue nombrado Socio de Honor de CONAIF en reconocimiento a su implicación y aportaciones a esta organización nacional de instaladores.

El premio Manuel Laguna 2016 lo recibió en la cena de gala de la última edición del congreso de CONAIF, celebrado en Valladolid los pasados días 20 y 21 de octubre. Santiago Zapata quiso compartir ese emotivo momento con varios presidentes de AGASCA presentes en el acto – Pascual Martínez, Miguel Castrillón y Daniel Taibo – a los que agradeció el apoyo que siempre le habían brindado y pidió que le acompañaran durante la entrega.

“CONAIF es parte de mi vida, a la que he dedicado 38 años. Soy el único que sigue activo en la Confederación Nacional desde el mismo momento de su constitución. Estoy muy contento de formar parte de la historia de CONAIF”, ha afirmado al ser preguntado por la concesión del galardón.

Máxima distinción de CONAIF

El premio “Manuel Laguna”, instituido en 1997, es la máxima distinción de la Confederación Nacional de Asociaciones de Empresas de Fontanería, Gas, Calefacción, Climatización, Protección contra Incendios, Electricidad y Afines (CONAIF). Reconoce la labor de aquellas personas que destacan en su trayectoria profesional por el apoyo al sector de las instalaciones y el desarrollo de éste.

Los premiados reciben una escultura original, realizada en bronce expresamente para los galardonados por el escultor madrileño Isidro Fernández González. Simboliza el trabajo y la amistad, los 2 valores principales del premio.