Zeta Inox, los radiadores resistentes a la humedad

 En las zonas costeras, la humedad alcanza entre un 70% y un 80%, un ambiente altamente corrosivo para los radiadores del hogar, que se oxidan rápidamente sin que se pueda hacer nada para evitarlo.

Pero la corrosión no afecta solo a las zonas del litoral. En determinados espacios del hogar puede haber demasiada humedad para una buena conservación de los electrodomésticos. Y los radiadores convencionales no son una excepción.

En ambientes húmedos, pronto aparecen los primeros síntomas de oxidación. La pintura se desconcha, el metal empieza a degradarse y la estética del calefactor sufre alteraciones. Pero los daños no acaban ahí. El óxido continúa degradando las propiedades del radiador. Además, la corrosión provoca laminación del metal y aristas que pueden provocar heridas peligrosas si alguien se roza con la zona afectada por la oxidación.

Los radiadores de la gama Zeta Inox, de Grupo CICSA, son resistentes al óxido y la corrosión, ideales para instalar en entornos con gran humedad.

Los radiadores convencionales no resisten el paso del tiempo con la humedad del litoral, o su instalación junto a la ducha.

La situación es todavía peor si se trata de instalaciones con piscinas climatizadas, balnearios o spas. En esos casos, un radiador medio no cumplirá bien su función de servicio al cliente durante un tiempo prolongado.

Grupo CICSA ofrece una solución definitiva para todas aquellas personas que necesitan calefacción en condiciones de humedad elevada para sus hogares, sus residencias vacacionales o sus negocios: la gama de radiadores Zeta Inox.

Fabricados en acero inoxidable, esta gama de radiadores ofrece varias ventajas frente a los radiadores comunes:

  • Preparados para soportar condiciones de humedad extrema.
  • Resistentes a los elementos y al paso del tiempo.
  • Dotados con una mayor potencia térmica.
  • Fáciles de instalar.

Una gama superior de radiadores diseñada para todas las necesidades y ambientes.