C/ Maluquer, nº 4 Entresuelo 1 y 2º Izq. Valencia

CUANDO EL OLFATO SE CONVIERTE EN TECNOLOGÍA

image-4

Unidades de control y detectores de gas para la industria y el hogar

Las fugas de gas, el peligro de explosión, los riesgos derivados de atmósferas potencialmente explosivas pueden provocar accidentes mortales. Por tanto, es importante disponer de un sistema eficaz para detectar fugas de gas.

Watts ofrece una gama de unidades de control y sensores para la detección de gas metano, GLP y monóxido de carbono para instalar en centrales térmicas, locales públicos, uso doméstico y plantas industriales.

En las centrales térmicas de edificios públicos e industriales se instalan las centralitas de la Serie CIVIC: dispositivos de detección de fugas de gas para salas de calderas, oficinas, almacenes, laboratorios con la posibilidad de controlar una electroválvula o un dispositivo auxiliar (sirena/alarma, luz intermitente, extractor, etc) mediante el relé de alarma incorporado en su interior.

Los modelos CIVIC1 (de un sensor) y CIVIC4 (de hasta 4 sensores) están diseñados para la conexión de sondas de las Series UR13 y UR20S con certificación ATEX, con interfaz LED óptica y acústica mediante zumbador interno. Ambos están equipados con una salida de comando para alarma de gas y una salida OC para señalización de fallos. La carcasa es de plástico auto-extinguible apta para montaje en carril DIN.

Los sensores detectan cualquier aumento en la concentración de gas y, antes de que la situación se vuelva potencialmente explosiva, interviene la unidad de control de detección de fugas. Los sensores de detección de gas están disponibles en tres versiones: metano, GLP y monóxido de carbono, y garantizan un monitoreo continuo fiable y seguro las 24 horas.

Las unidades de control se combinan con las electroválvulas, normalmente cerradas con rearme manual de la Serie EV-EV/6B. Son dispositivos electromecánicos intrínsecamente seguros que garantizan el control e interceptación del flujo de gas tanto por señales de peligro enviadas por los detectores de fugas de gas como por un fallo de alimentación en la red eléctrica.

Para mayor seguridad, estas válvulas se pueden rearmar solo en presencia de tensión en la red eléctrica, y solo cuando el detector de fugas de gas no emite ninguna señal de peligro (seguridad positiva).

La instalación de un sistema de detección de fugas de gas combinado con una electroválvula de rearme manual es obligatoria para centrales térmicas con potencia superior a 35 kW y muy recomendable para sistemas domésticos.

Para entornos domésticos, Watts ofrece el modelo GAS SENTINEL, un detector electrónico de metano o gas LPG, disponible en modelos de pared (Serie GSX) o empotrado (Serie GSW).

Todos los modelos están equipados con una señal visual y acústica y un control opcional de una válvula solenoide para la interceptación del gas. Los mismos modelos de detector se pueden utilizar para controlar más de una habitación con una sola unidad central y diferentes dispositivos secundarios.

De acuerdo con la normativa vigente, el detector SENTINEL GAS garantiza seguridad y una alta fiabilidad funcional.

Entradas relacionadas

Dejar un comentario

Preferencias de privacidad
Cuando visita nuestro sitio web, puede almacenar información a través de su navegador de servicios específicos, generalmente en forma de cookies. Aquí puede cambiar sus preferencias de privacidad. Tenga en cuenta que bloquear algunos tipos de cookies puede afectar su experiencia en nuestro sitio web y los servicios que ofrecemos.