Medidas para convertir la transformación digital en ahorro energético

• Con motivo del Día Mundial del Ahorro de Energía, Junkers aconseja a los usuarios aprovechar las últimas tendencias en conectividad y transformación digital para ahorrar en la climatización de sus viviendas.
• Entre las principales recomendaciones está optar por controladores modulantes que permitan regular el funcionamiento de la instalación de calefacción a través del Smartphone.
• El Controlador Junker Easy CT 100 permite programar la temperatura deseada por horas y periodos de uso, además de llevar un registro histórico del consumo.

Cada vez son más los aparatos domésticos que, gracias a la transformación digital y al denominado IoT (Internet de las cosas), pueden ser controlados a través del Smartphone. Una tendencia que también está transformando el sector de la climatización residencial, al ofrecer a los usuarios nuevas oportunidades no solo de confort, sino también de eficiencia, lo que se traduce en un mejor rendimiento de los aparatos y en un ahorro energético y económico. Por ese motivo, Junkers, marca de la división Bosch Termotecnia perteneciente al Grupo Bosch, ha querido aprovechar la celebración del Día Mundial del Ahorro de Energía este 21 de octubre, para compartir con los usuarios distintas maneras de reducir el gasto energético utilizando soluciones conectadas para climatización.
De este modo, Junkers aconseja a los usuarios que analicen sus necesidades dependiendo de su tipo de hogar, y opten por soluciones de calderas combinables con controladores modulantes que a su vez permitan regular el funcionamiento del sistema de manera remota a través de Smartphones, optimizando así el uso de recursos energéticos
Controladores como el Junkers Easy CT 100 que, en combinación con calderas de condensación Junkers ofrecen al usuario la posibilidad de sacar el máximo partido a la instalación a través de la app Junkers Control en el dispositivo móvil, logrando un uso más eficiente que permite el ahorro tanto de energía como de gasto económico, permitiendo llegar al sistema a una clasificación energética de A+. En definitiva, éstos son los consejos de Junkers:
1. Regular la temperatura, grado a grado, para ajustarla de la manera más precisa a las condiciones ambientales o las necesidades de cada usuario. Una gestión de la calefacción que, gracias a la conexión Wifi que incorpora este controlador, puede hacerse de manera remota a través del Smartphone utilizando la app Junkers Control. De este modo, se puede llevar un control a tiempo real, para que la vivienda siempre esté a la temperatura deseada tanto si el usuario está en ella como si no.
2. En ese sentido, si se mantiene una rutina de entradas y salidas del hogar más o menos fija, Junkers recomienda usar la opción de programación diaria o semanal del controlador inalámbrico, de manera que la caldera trabaje automáticamente para obtener la temperatura adecuada en el momento preciso, evitando un gasto energético innecesario. Así, el usuario podrá programar la calefacción para que permanezca inactiva durante toda su jornada laboral, comience a funcionar de manera progresiva un poco antes de que llegue a casa y que esté a la temperatura óptima para cuando entre en el hogar. De este modo, y gracias a la modulación del controlador, no será necesario poner la calefacción a máxima potencia para calentar la casa en poco tiempo, después de todo un día fuera, lo que se traduce en un uso más eficiente y en un ahorro energético.
3. Alcanzar el máximo confort de manera eficiente también es posible activando el ‘detector de presencia’ del controlador. Esto significa que, siempre que así se programe, se puede configurar un confort personalizado automático para cuando haya gente en el hogar. La calefacción se activa en función de la temperatura de confort personal programada cuando hay gente en casa y, de la misma forma, se mantiene a la temperatura programada cuando está vacía.
4. Llevar un registro histórico del consumo también se traduce, a la larga, en un uso más eficiente. En este caso, este tipo de controladores digitales y conectados almacenan y codifican los datos de tipo de uso y consumo energético y facilitan al usuario su consulta, a través de la app, con varios años de histórico. Esto permite hacer comparativas y consultar información que pueda emplearse luego para aprender comportamientos, repetirlos o cambiarlos por nuevos buscando el ahorro energético.
5. Utilizar, de manera cotidiana, el controlador mediante la app para optimizar el uso de la caldera también puede ahorrar, ya que este tipo de reguladores tienen una función que le permite aprender del comportamiento del usuario. Esto significa la automatización de funciones programadas, que finalmente optimizan el consumo de energía.
En definitiva, el esfuerzo de Junkers por poner a la disposición de todos los usuarios soluciones de climatización eficientes y sostenibles se ha visto enormemente propiciado por la innovación en la aplicación de nuevas tecnologías a sistemas tradicionales, que mejoran el confort a la vez que se reduce el consumo de energía.